Discapacidad intelectual

Air France permite que la gran mayoría de personas discapacitadas intelectuales viajen solas. Con este fin, deben ser capaces de entender y aplicar las medidas de seguridad. No obstante, es necesario tomar en cuenta las características de un viaje en avión:
  • El recorrido en los grandes aeropuertos puede ser complejo, largo y agotador.
  • Los trámites de seguridad, policía y aduana pueden ser largos, estresantes y, a veces, intrusivos.
  • En los aeropuertos internacionales, las dificultades que puede plantear el idioma y la orientación son reales.
  • El vuelo puede ser perturbado por turbulencias y/o necesitar medidas de seguridad inusuales.
Importante
Le recomendamos no sobrestimar la capacidad de una persona discapacitada intelectual para hacer frente a estos inconvenientes.
También le recomendamos reservar el vuelo de una persona discapacitada intelectual a más tardar 48 h antes del viaje para que podamos prever el servicio de asistencia mejor adaptado a su situación.

Nota: para ciertos tipos de discapacidades que provocan pérdidas de memoria o de orientación (ej.: enfermedad de Alzheimer), los riesgos de que no se apliquen las consignas de la tripulación son reales: por ejemplo, desembarque sin esperar la asistencia prevista, lo que puede tener graves consecuencias (la persona puede perderse dentro o fuera de la terminal, utilizar medos de transporte inapropiados, dificultades de localización…).

Si la persona que va a viajar podría encontrarse en esta situación, le recomendamos viajar acompañada.

En el aeropuerto

Para las personas discapacitadas intelectuales que viajan solas, se ha previsto una asistencia en todos los aeropuertos. Esta asistencia les permite, entre otras cosas:
  • Desplazarse
  • Realizar el check-in y facturar el equipaje
  • Dirigirse al avión
  • Embarcar e instalarse a bordo
  • Salir del avión
  • Recoger el equipaje
  • Abandonar el aeropuerto

Este servicio también está disponible durante las conexiones para facilitar el transbordo entre los dos vuelos.

Nota: se trata de un servicio de acompañamiento del pasajero hasta los diversos puntos de control (policía, aduana, seguridad, etc.) y no de una asistencia personal para realizar los trámites.

En los aeropuertos europeos, este servicio de asistencia es de la competencia de los administradores de los aeropuertos.

A bordo

Aunque no se ha previsto ningún medio “físico” de identificación (tarjeta de identificación, etc.), es necesario que el personal de a bordo pueda identificar a las personas discapacitadas intelectuales para poder brindarles la asistencia necesaria, especialmente en caso de emergencia o cuando sea preciso aplicar consignas específicas que no estén relacionadas con la seguridad (como por ejemplo, esperar la asistencia antes de desembarcar).

Por tanto, al efectuar la reserva, le recomendamos informarnos que la persona que viaja sufre de discapacidad intelectual e indicarnos el tipo de asistencia requerida.

La asistencia a las personas discapacitadas intelectuales no incluye:
  • Ayuda para comer o ingerir medicamentos
  •  Asistencia en los aseos
  • O cualquier otra asistencia de carácter personal

Por tanto, es preciso asegurarse de que la persona que viaja sola cumple con todas las condiciones necesarias para viajar en avión, sin ayuda externa. En caso contrario, para evitar las dificultades a bordo, recomendamos que las personas deficientes intelectuales viajen acompañadas.
volver al inicio de la página